viernes, 10 de junio de 2011

Días de exámenes.

Semana completamente saturada. Pensando en estudiar. Sólo eso. Sin salir. Sin dormir las ocho horas necesarias y con unas ojeras moradas debajo de los ojos que parecen que me pegaron. En fin, queda menos, después de tanto estrés acumulado más problemas, queda pensar que queda una semana, para lo que se dice del verbo estudiar. ¡UNA SEMANA SOLAMENTE Y A PARTIR DE AHÍ, A DISFRUTAR! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario